Astronauta

Y era una noche de Luna llena, no tan perfecta como la Luna llena de las películas, de esas de grandes dimensiones y mucho presupuesto. Y estaba yo en el café de la avenida,  en la esquina de una de las millones de calles que se encuentran debajo de la Luna. Y Apareciste. Y por el cristal del café, tus ojos pardos y el aroma negro de la taza. Y yo nunca creí en el amor a primera vista, pero algo en mí hizo clic y clac y un clic y otro clac. 
 

Y en la Luna.

página 4 / 5

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now